Máxima singularidad y expresividad del albariño

Historia

Una familia escribiendo su propia historia desde 1511

El origen del Pazo de Barrantes se remonta a comienzos del siglo XVI y desde entonces ha estado ligado a la familia Cebrián-Sagarriga.

Se trata de un edificio singular, construido en piedra que ha sido testigo durante siglos de relevantes episodios en la historia de Galicia. Junto a él se erige la bodega, también en piedra, donde en 1989 Vicente Cebrián-Sagarriga, X Conde de Creixell y padre de los actuales propietarios, elaboró el primer vino con etiqueta de Pazo Barrantes.



Filosofía

Una búsqueda por la excelencia que traspasa generaciones

El espíritu de Pazo de Barrantes descansa en el compromiso férreo de una familia y de un gran equipo en la búsqueda de la excelencia. Grandes profesionales que dedican cada día a este proyecto verdaderos esfuerzos, grandes dosis de cariño y pasión.

Finca

Mimo y singularidad desde el Valle del Salnés

El Pazo de Barrantes está rodeado de 12 hectáreas de viñedo propio de uva albariño, todo ello en el Valle del Salnés, en el corazón de la D.O. Rías Baixas.

El inigualable terroir y su singular microclima, unido al esfuerzo diario, el cariño y los conocimientos expertos, nos permiten obtener, año tras año, una uva de la más alta calidad. Un esmerado proceso de elaboración sin prisas permitirá que esta uva exprese su máximo potencial en vinos con vocación de longevidad y gran personalidad.

Somos innovadores
porque creemos en
nosotros mismos.