El sector del vino es reconocido por la Comunidad de Madrid en la entrega de las Medallas del Dos de Mayo

El pasado 2 de mayo Vicente D. Cebrián-Sagarriga, de origen madrileño, presidente y propietario de la bodega riojana Marqués de Murrieta, recogió en persona la Cruz de la “Orden del Dos de Mayo” una de las máximas distinciones que concede la Comunidad de Madrid.  

Desde la Real Casa de Correos se ha hecho entrega de las Medallas de la Comunidad de Madrid y las Condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo que reconocen los méritos de personas físicas, jurídicas y entidades que son ejemplares para la sociedad y el mundo empresarial.

Durante el acto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha reconocido la trayectoria de 19 personalidades. El presidente de Marqués de Murrieta y Pazo Barrantes, ha recibido esta distinción teniendo en cuenta diversos criterios como la celebración de su 170 aniversario, por ser un madrileño que triunfa en el mundo empresarial, por posicionar a su empresa junto a sus hermanas, por ser líder en el sector vitivinícola mundial, por tener presencia en más de 100 países, por alcanzar el equilibrio entre tradición y vanguardia y por lograr que, por primera vez, un vino español sea nombrado Mejor Vino del Mundo.

Este reconocimiento tan prestigioso se une a los numerosos premios y distinciones que ha recibido estos últimos años la familia bodeguera madrileña a través de Marques de Murrieta: Mejor bodega del Mundo, Mejor Enóloga del Mundo y el reciente Best Wine of the World recibido por su vino Castillo Ygay.